Quienes Somos Productos Puntos de Venta Apiterapia Apiarios Album Recetas Contacto Bibliografia

Salud y belleza con los productos de la colmena. Las mieles comerciales generalmente están pasteurizadas (para destruir las levaduras y retrasar la granulación natural), también son pasadas por filtros muy finos para retener las partículas de polen. Estos procesos industriales reducen considerablemente o anulan la capacidad antioxidante de la miel. Se han hecho estudios en las universidades americanas, de las consecuencias que la pasteurización y la filtración bajo mucha presión de la miel tienen en la capacidad antioxidante de la miel. Se estudiaron los efectos del calor y la filtración en la capacidad antioxidante de la miel durante el almacenamiento. Se envasó en vidrio, vidrio de color ámbar, y botes de polietileno almacenado a temperatura ambiente, tanto con iluminación natural como en la oscuridad (3 muestras por condición). Otras muestras se almacenaron durante 6 meses a 4 grados centígrados y -20 grados. La amplitud antioxidante de las mieles fue determinado por la capacidad de absorción de oxígeno radical (ORAC ). Los tratamientos redujeron la capacidad antioxidante de la miel en un 33,4%. La capacidad antioxidante de todas las muestras de miel, se redujo después de 6 meses de almacenamiento, sin el impacto de la temperatura de almacenamiento o los envases utilizados.Las mismas universidades confirmaron que el consumo continuado de miel aumenta la concentración de antioxidantes en el plasma sanguíneo. La miel como ungüento para heridas y quemaduras
La miel tiene efectos antibacteriales y se puede aplicar en las heridas donde resulta difícil poner un vendaje.
Al ponerse en contacto la miel con cualquier fluido, la miel se diluye; la encima glucoxidasa que contiene, reacciona entonces con la glucosa para producir glucolactona y peróxido de hidrógeno. El peróxido de hidrógeno es inestable y se descompone, pero su continua producción le da a la solución de miel una propiedad bactericida.
Hay muchos informes empíricos de que las quemaduras que se untan inmediatamente con miel sanan bien, sin infección, y también que dejan menos marcas. Para curar la resaca
La miel contiene 40% de levulosa, que según se sabe acelera la oxidación del alcohol por el hígado y se usa para atender a pacientes borrachos.
Algunas personas toman miel antes de consumir alcohol como medida preventiva, las peores resacas son de bebidas ricas en congéneres (sustancias que le dan a la bebida su aroma y sabor característico) porque estas también producen efectos tóxicos. Se dice que la levulosa y la vitamina C son útiles para eliminar del cuerpo estas sustancias, por lo que el tratamiento recomendado para una resaca es miel, y la cantidad que desee de jugo de limón. Afonía
Para quitar esa afonía que a mucha gente le suele aparecer en fiestas, nada mejor que mezclar miel de abeja con jugo de limón y una pequeña cantidad de agua tibia. Una vez que está disuelta la miel, la forma correcta es hacer gárgaras, cuatro veces al día, si lo sigues al pie de la letra, verás como la afonía va desapareciendo. Afecciones cardíacas
El músculo cardíaco o miocardio trabaja constantemente por eso tiene necesidad de un suministro continuo de energía en forma de glucosa.
La miel contiene gran cantidad de glucosa fácilmente asimilable y produce un efecto muy favorable sobre el miocardio. En todos aquellos casos en que la cura depende de la capacidad de trabajo de corazón, está indicada la miel con la finalidad de activar su actividad y nutrir sus células. También existen razones para suponer que la glucosa contribuye a la flebectasia (dilatación de las venas) y por eso mejora la circulación de la sangre del sistema coronario. Afecciones hepáticas
La acción de la miel sobre las afecciones hepáticas viene marcada por la relación glucosa / fructosa que contiene. Estos azúcares son muy fácilmente absorbidos y posteriormente pasan con mucha rapidez al torrente sanguíneo. La glucosa se absorbe rápidamente, lo que provoca una creación casi instantánea de energía que el cuerpo necesita.
La fructosa se absorbe más lentamente, manteniendo los niveles de azúcar durante un tiempo prolongado.
En la práctica clínica se está utili zando la miel en los tratamientos de enfermos del hígado. Su alto contenido en fructosa consigue curaciones más convincentes que las de la glucosa sola. Este efecto se explica porque la fructosa activa los procesos de combustión de azúcares para la producción de energía y se calcula que acelera 10 veces su velocidad de reacción. Con todo esto se consigue un aprovechamiento mayor de los otros azúcares y se necesita menos trabajo del hígado, al gastar menos glucógeno. En el metabolismo hepático, la glucosa de la miel se transforma en glucógeno hasta un 29%.
Las sales minerales, ácidos orgánicos, vitaminas, hormonas, enzimas, agentes antibióticos y otros elementos de la miel ejercen una gran función en los procesos vitales que se desarrollan en el hígado y en todo el organismo. También que a los convalecientes a los cuales se les daba de baja del hospital, se les recomendaba tomar todos los días para desayunar 50 g de miel y una cucharadita de jalea real y por la tarde una cucharadita de miel y polen. Corazón y sistema cardiovascular: La miel tiene efectos sobre la permeabilidad y dilatación de los vasos sanguíneos, en especial los coronarios. Actúa también sobre las inflamaciones del músculo cardíaco, sobre la tensión arterial y mejora el estado de las paredes arteriales, por lo que puede ayudar en el tratamiento de la arteriosclerosis. Efectos cicatrizantes: El poder antibacteriano de la miel se utiliza con éxito en heridas, llagas abiertas, forúnculos y quemaduras, incide en el crecimiento de células que reparan los tejidos. Aporte energético: Esta claro que la miel, por su contenido de azúcares, aporta energía al organismo. La miel es de asimilación directa por lo que se transforma rápidamente en energía. Riñones y vías urinarias: La miel tiene un efecto diurético, aumenta la vaso dilatación y ayuda a combatir las infecciones de estas vías y la formación de cálculos. Aplicaciones terapéuticas Alcoholismo: Activa la eliminación del alcohol en la sangre.
Estómago: Se emplea en úlceras y dolores de estomago ( tomas 30 Gr. Por la mañana )
Huesos: la miel es recalcificante óseo y dental.
Sangre: aumenta la hemoglobina.
La miel tiene un efecto sedante, con el cual puede ayudarnos a descansar y se utiliza en tratamientos antiestrés, la miel atenúa los brotes alérgicos de la polinosis y se recomienda, como preventivo, una cucharada de miel después de cada comida. La miel contiene todas las vitaminas que los bromatólogos o expertos en nutrición consideran necesarias para la salud: las del grupo B, tiamina, niacina, riboflavina, ácido pantoténico, piridonxina y biotina, además de ácido ascórbico o vitamina C.
Todas ellas juegan un papel fundamental en la nutrición humana.
Y a diferencia de las frutas y verduras, que pierden parte de su contenido vitamínico durante la cosecha, almacenaje y preparación, la miel (que no esté pasteurizada o sometida a procesos industriales) no pierde nunca sus vitaminas. Contiene todos los minerales que son esenciales para la salud: hierro, fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, manganeso, yodo, cobre. Miel y Belleza. La miel es una gran fuente de vitaminas y minerales que no contiene conservantes, contiene elementos sumamente beneficiosos para las células de nuestro cutis y es apta para todo tipo de cutis, es anti-inflamatoria antibiótica, nutritiva, regeneradora, curativa. Jugo de limón y miel
Mezcla una cucharada de miel con el jugo de dos limones, diluidos en un vaso con agua, bebe esta infusión todos los días durante una semana, notaras tu piel mucho más suave. Miel y agua para limpiar la piel
Miel pura 100%- 2 cucharadas Agua tibia - 1 litro Disolver la miel en el agua y lavar la cara y cuello durante 10 minutos, luego enjuagar con agua tibia. Ahora sí, lista para la mascarilla!!!!!!!! Mascarilla para suavizar las arrugas
Se mezclan partes iguales de suero fisiológico, con miel pura y aceite de oliva. Luego coloca la mezcla sobre tu cutis con suaves movimientos circulares, deja actuar entre 15 y 20 minutos, luego lavar con agua tibia. Mascarilla para pieles secas De manzana y miel: Rallar una manzana y mezclarla con 3 cucharaditas de miel pura, aplicar sobre el cutis y deja que actúe entre 10 y 15 minutos, luego retirar con agua tibia. Es importante que al finalizar los enjuagues, el ultimo lo hagas con agua fría, de esta manera logras que los poros queden cerrados.- Y para finalizar estos consejos, si quieres conservar el color de tus cabellos, enjuágalos diariamente con agua de miel, esta se hace mezclando 2 cucharadas de miel con 1 litro de agua caliente. Y para que este quede aun con mas brillo, el ultimo enjuague hacerlo con agua bien fría. La miel 100% pura puede ser usada para restaurar, limpiar y alimentar tu cutis, dado que contiene aminoácidos y enzimas vitales para las células.